Inspección terrestre de líneas

La inspección terrestre de líneas, o Ground Maintenance Inspection [GMI], es un abordaje innovador con una elevada relación coste-beneficio para inspección de líneas eléctricas de media, alta y muy alta tensión.

Los datos de inspección pueden ser visualizados y verificados a través del interfaz gráfico en tiempo real. Así que la inspección termina, el sistema genera automáticamente un informe para enviar a los equipos de mantenimiento. Esos datos pueden aún ser cargados en bases de datos de mantenimiento, gestión de activos y SIG.

El GMI puede integrar otros sensores ya utilizados por los equipos de inspección, como por ejemplo cámaras termográficas. Lo interfaz gráfico podrá también ser adaptado a las necesidades específicas de los utilizadores.

La utilización del GMI es simple e inmediata. Los accesorios de instalación suministrados permiten instalar el equipamiento rápidamente en el tejadilho del vehículo de inspección. El equipo de inspección puede entonces realizar múltiples inspecciones y registrar todas las ocurrencias relevantes mientras siguiendo la línea en velocidades bajas.

El sistema básico permite:

  • inspecciones automáticas de limpieza del rango con detección de obstáculos, incluyendo vegetación e infraestructuras
  • grabación de imágenes para clasificación de anomalias
  • generación automática de informes
  • integración de datos con bases de datos y SIG.

 

Para acceder al folheto en inglés, cargue aquí.

gmi_snapshot1

 

Interfaz de Inspección en el vehículo

build3d_2008cigre

 

Modelo 3D generado desde el suelo